Acerca de mi trabajo

Fui trabajador en Cayo Largo del Sur (Cuba) durante doce años, de los cuales trabajé once como obrero en la “Granja de las Tortugas” hoy nombrada “Criadero de Quelonios“.

En toda mi etapa de trabajo allí (1993–2004), traté de aprender al máximo todo cuanto me fue posible acerca de las tortugas marinas, así como me esforcé para que los visitantes interesados se marcharan de la Granja con un mínimo de información acerca de estas preciadas criaturas y de como trabajábamos en Cuba en función de su protección y/o recuperación de sus poblaciones.


Una de mis primeras experiencias con nacimientos. 1993

4x4 Motorad spuren-Huellas de los motores en las playas

con niños de la escuelita, para mi ellos tambien eran importantes.
Jun.2002

Durante estos años de fructífero trabajo, los turistas y yo fuimos aprendiendo de conjunto, y en ese proceso fui formulando mis propias conclusiones a partir del acontecer cotidiano, de como se comportaba la naturaleza y la incidencia de los seres humanos en la vida de las tortugas marinas en Cayo Largo, entre tantas otras cosas me percaté :


Ninos, Maestro; Ruben Cayo Lgo.
Jun. 2002

tratando de detectar los huevos para su recolección,
con amigos españoles

Plantando huevos con Juan José Cuñado Ortega

Plantado huevos

Estos, entre tantos otros temas, fueron ocupando mi pensamiento, razón por la cual me propuse y dediqué de forma individual a hacer todo cuanto estaba a mi alcance y fuera posible, en pos de favorecer el mejor desenvolvimiento de las tortugas marinas en el área de Cayo Largo del Sur. Emprendí caminos algo más allá de la simple rutina de “exhibir tortugas en la Granja” por tal motivo realicé muchísimas gestiones, acciones a favor de dicho tema, de las cuales menciono algunas seguidamente :


Plantando huevos en nido
de exposición

Plantando huevos en un nido
de exposición

Recogiendo recien nacidas para
llevarlas a los estanques

con visitantes de Canada y amigos de Italia

tortuguitas verdes con mitad del cuerpo alvino

colocando en los estanques,primer contacto con el agua.

En la Granja, cojiendo las
tortuguitas que liberariamos

“Actividad esta que resultó un paso verdaderamente importante pues se convirtió en un mecanismo educativo-interactivo, una actividad de educación ambiental en la que participaban cientos de turistas  cada año, dejando la misma una huella inolvidable entre los participantes, muy especialmente en niños y jóvenes”.


liberando en el manglar

todos llenos de emoción por haber liberado tortuguitas.
Dic. 1998

La ultima caricia dic. 1998

Liberando en la playa cerca de un hotel,
más de 35 personas casi expontaneas participaron.

Nidos marcados detras de Hotel Sol Cayo Lgo

Con Ruben y Ramón

Muchas de las acciones que realicé dependían de trabajo físico en agotadoras jornadas y por demas la mayoría de ellas fuera de mi horario de trabajo,!en mi tiempo de descanso!. Las acciones burocraticas las enfrenté por unos años yo solo, conversando con todo el que podia en los diferentes niveles de las estructuras administrativas de Cayo Largo de Sur, tratando de demostrar mis vivencias en cada caso con los ejemplos reales que en las manos teniamos.
Posteriormente se creó en este polo turístico la Comisión de Turismo y Me dio Ambiente, mecanismo este al que me vinculé al 100 %, tramitando por esta vía en lo adelante todas mis preocupaciones, alertas y sugerencias con relación al tema de las tortugas marinas y otros relacionados con el medio ambiente en la isla. El apoyo de esta comisión y particularmente de su repre sentante propició en una buena medida que muchas personas con poder administrativo allí se sensibilizaran un poco más con el asunto de las tortugas marinas y el medio ambiente en general en Cayo Largo del Sur. Era fácil de comprender, el trajo en sus manos el poder de las Leyes.

Liberación de las tortuguitas.

Las tortuguitas que nacian en la granja entre los años 1994 al 97 las rete niamos en los estanques por un período de hasta 12 semanas, posteriormen te las liberabamos en áreas de la costa poco profundas con mucha vegetación marina y manglares. Desde finales del 97 comenzamos a liberarles con 3 a 7 semanas de nacidas.
A partir de finales del año 99 se efectuaban las liberaciones ya no sólo en zonas de manglares sino tambien en las playas contiguas a los hoteles donde eran recolectados los huevos, las mismas no rebasaban las dos semanas de nacidas y en muchos casos casi inmediatamente después de su nacimiento; con este paso dabamos cumplimiento a recomendaciones de los especialistas del  Departamento de Tortugas Marinas del Ministerio de la Pesca.
Nuevamente aquí la presencia de los turistas; eran ellos los que tenían este privilegio de colocarles en la arena para que ellas se echaran camino al mar en esa desenfre nada lucha por la supervivencia.

El hecho de poder participar en la liberación de las tortuguitas a su medio natural, se incorporó a la historia de Cayo Largo del Sur, Cuba como uno de los aspectos más relevantes, atractivos y sensibles al turismo internacional, formando hoy parte de un tesoro vivo, activo; con un valor superior a los te soros que yasen en esos mares. La alegría experimentada por niños, jóvenes y adultos dió paso a esa forma de publicidad persona a persona que ha sido motivo para que muchos se lleguen hasta allí interesados también en partici par ellos y vivir sus propias experiencias sin que otro se las cuente. Igualmente en los últimos años hay personas que no sólo se han ocupado de hacer publicidad, sino también de procurar donativos para la compra de ali mentos para los recien nacidos. 
 
Monitoreo de playas.

Otro paso importante se concretó finalmente, debido a mi persistencia y al apoyo de la Comisión de Turismo y Medio Ambiente y su representante muy en concreto, se logró en el año 2002 que el Delegado del Ministro del Turismo en Cayo Largo autorizara y financiara la entrada a la isla de dos especialistas en tortugas marinas del Ministerio de la Pesca con el objetivo de efectuar recorridos por las playas tratando de identificar la posible cantidad de nidos rea les existentes en las playas.“Monitoreo de playas“ dicho con palabras de especialistas.
Por vez primera en tres agotadores días de caminatas tres personas por día recorrimos todas las playas en Cayo Largo del Sur, acción esta que posi bilitó un momento donde se conjugaría experiencia con conocimiento científico. Como resultado identificamos 1144 posibles nidos, para la temporada 2002, correspondientes a las tortugas verdes en su mayoría y la tortuga caguama con una menor representación.

Esto es una cifra a considerar si tenemos en cuenta que se trata apróximadamente de unos 15 a 20 km de playas con condiciones óptimas para el desove de las tortugas marinas. Monitoreos de playas en años posteriores ratificaron que no fue una casuali dad lo de la cantidad de nidos contados en el primer conteo del año 2002, En temporadas posteriores se contaron la siguiente cantidad de nidos. Año 2003, 1177 nidos ; 2004, 92 nidos ; 2005, 1850 nidos ; 2006 , 1866 nidos.
Nuestra palabra fue confirmada en el terreno, no habíamos especulado al respecto, esto dio válidez a las informaciones que de forma conservadoras habíamos tramitado con anterioridad a estos especialistas. A partir de este pri mer conteo de nidos en Cayo Largo del Sur, se llevarían estos datos a diferentes reuniones de expertos en Cuba y en el Área del Caribe, determi nandose posteriormente la importancia de estas playas para las tortugas marinas pues se consideró que Cayo Largo del Sur constituye el sitio más importante para la reproducción de las tortugas verdes en Cuba, en aquel entonces se ubicaba entre los cinco más importantes de la región, hoy está confirmado ser el segundo en importancia entrelos paises del Mar Caribe, después de Tortuguero en Costa Rica.

Hasta este momento se venía ya hablando regularmente de este tema, pero fue sólo a partir de esta etapa en que se produce una mayor conciencia del tema en las instancias administrativas locales y nacionales, pasando a ser en lo adelante el asunto de las tortugas marinas en Cayo Largo del Sur un tema de primera importancia entre los Ministerios del Turismo, Ministerio de la Pesca y el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente en Cuba.

No obstante todos los resultados del tarbajo que estabamos haciendo, de la importancia que concedian los turistas al mismo, de haberse demostrado paulatinamente que no se trataba de un par de ejemplares los que anidan en las playas allí, sino que se trataba del sitio más importante de anidación de la tortuga verde en Cuba y uno de los más importantes en el Caribe, nuestras condiciones de trabajo en la Granja fueron siempre muy primitivas, no dispo niamos de recurso alguno, siempre teníamos dificultades para al menos reciclar el agua diariamente a los estanques, la alimentación para las tortugas debíamos procurarla por nuestros medios, no poseímamos medio de transpor  te alguno etc, no obstante no se claudicó. Tanto mi ex colega de trabajo Ramón como yo realizamos lo posible y lo imposible para seguir adelante,
el apoyo sistemático de Rubén en su condicion de Representante de la Comisión de Turismo y Medio Abiente fué siempre decisivo.
Desde esta pequeña instalación antes nombrada la “Granja de las Tortugas“ hoy denominada “Criadero de Quelóneos“ desde aquí un día por mi propia inicitiva se generó un movimiento de promoción y/o sensibilización del turismo y viculación directa con las tortugas marinas con estos prehistóricos réptiles actividades sin precedentes allí y también en Cuba. Hoy en esa instalación se sigue trabajando, se continua promoviendo la protección de las tortugas, esas  actividades no se promocionan más por mi persona, hoy son otras las perso nas que llevan esto de sus manos, !que bueno! la Granja de las Tortugas de Cayo Largo del Sur, Cuba sigue en pie. Allí finalmente Leonardo Valido (el ruso) quien ya había acumulado experiencía acerca de las tortugas en su trabajo anterior, también Pablo Banderas (banderas) anteriormente marinero y con la precisa supervición del Lic. Rubén Blanco López.

Cuanto me satisface que el trabajo va adelante muchachos, defiendan la per manencia de ese rincón, hoy al menos existen esas personas que se han ocupado en hacerles llegar alimentos a través de donativos, confiemos que en un futuro no lejano esta colaboración se amplié.

A modo de recomendación para aquellas personas que lean estas notas y tienen interés de visitar Cayo Largo del Sur, Cuba igualmente vivir alguna experiencia de las aquí comentadas, dirijasé usted al“Criadero de Queloneos“ ó“Granja de las Tortugas“, allí será usted bien recibido por Leonardo Valido (el ruso)  Pablo Banderas (bandera) y procure usted contactar con el Lic. Rubén Blanco López, estas son las personas que realmente le pueden dar a usted una correcta información del tema, así como son ellos los únicos autorizados para realizar cualquier actividad fuera de la criadero. Entiendase recolección de huevos, posible observación de las tortugas en el momento del desove, etc.

© 2019 Tortugas Cayolargo - Octavio Avila López- Contacto - Impreso